Buscar
  • camilagarmendiar

Cómo elegir un juego de mesa

A quién no le ha pasado... Querer comprar un juego, para uno mismo o de regalo para otra persona, pero no saber cómo escoger el correcto. A continuación, te indicamos en qué debes fijarte a la hora de comprar un juego de mesa.


Lo primero, son las 3 características básicas: Edad, Duración, Cantidad de jugadores. Estas especificaciones vienen, la mayoría de las veces, visibles en la caja de cada juego.

En cuanto a la edad, normalmente los juegos indican la edad mínima para jugarlo, pero es importante considerar que existen juegos extremadamente versátiles que se pueden jugar desde temprana edad, pero continúan siendo entretenidos aún para los adultos.

En cuanto a la cantidad de jugadores, es importante fijarse tanto en el mínimo como en el máximo de jugadores. Los juegos que involucran a múltiples jugadores interactuando entre sí de forma fácil y rápida son conocidos como "Partygames".


La rejugabilidad refiere a si un juego puede jugarse reiteradas veces o no. Por ejemplo, los juegos de acertijos normalmente sólo pueden jugarse una vez, ya que luego uno conoce las respuestas. Por otro lado, juegos basados en el azar, con expansiones, reglas o tableros variables presentan una alta rejugabilidad, pues nunca serán dos veces iguales.


Otro factor relevante, que posiblemente se pueda apreciar de manera indirecta en las ilustraciones que incluya la caja del juego, es su temática y narrativa, es decir, a qué mundo de fantasía o contexto nos va a transportar el juego y qué tendremos que hacer ahí: ¿Nos llevará a una época o suceso histórico? ¿A un mundo mitológico? ¿Una isla o cabaña abandonada? ¿Basado en un libro, película o serie? y luego, con qué objetivo: ¿Derrotar rivales? ¿Resolver acertijos? ¿Conseguir riquezas?


Profundizando un poco, puede ser importante los elementos del juego: Si los juegos que contienen tableros fijos (y de qué tamaño) o se construyen en base a losetas o fichas, si incluyen dados (que suelen otorgar un rol importante al azar), juegos con cartas pueden tener múltiples personajes o elementos que en algún momento entrarán en acción. Los juegos que incluyen muchos elementos pueden llegar a ser más complejos en las acciones que se pueden o deben realizar en cada turno.


Quizá lo más complejo de describir es la lógica del juego, es decir, qué necesitaremos para ganar. Muchas veces se requiere una mezcla de elementos simultáneos (aunque puede que alguno predomine), pero los más comunes son el azar, la estrategia, cooperación, deducción o lógica, interpretación o pensamiento abstracto, entre otros.


Ligado a lo anterior, está la pregunta por qué habilidades queremos desarrollar a través del juego, pues existen juegos que desarrollan habilidades motoras, del lenguaje, lógico matemática, pensamiento abstracto, memoria, trabajo en equipo, perseverancia, concentración entre otras.


Finalmente, siempre es importante tener en consideración para quién es el juego.... Con qué tipo de cosas disfruta esa persona, qué habilidades tiene, con quién podría jugarlo y en qué contextos. Normalmente, un buen indicador es qué otros juegos le han gustado a esa persona y cuáles ya tiene. Esto último nos abre a considerar que a veces, el juego ideal puede no ser un juego en si mismo, sino una expansión, ampliación o variación de uno que ya se tiene.


Todos estos elementos se conjugan para encontrar el juego ideal, para cada persona.


Si tienes dudas para encontrar el juego ideal, escríbenos y nosotros te asesoramos!


76 vistas
  • Negro del icono de Instagram

©2019 por El Asombro. Creada con Wix.com